Igualate.org - Plataforma de Orientación Socio Laboral con perspectiva de género | federación de mujeres progresista
Orientación Sociolaboral con perspectiva de género
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web
Con nombre y apellidos...

Alicia González Ramírez. Ilustradora y autora de cuentos infantiles.

Literatura

 

Eres trabajadora social desde hace más de 20 años, en 2013 publicas tu primer cuento, qué te lleva a ello?

Inicialmente fue una necesidad imperiosa de expresarme artísticamente,  de permitirme dar rienda suelta a una pasión, la ilustración, que forma parte de mi  propia individualidad, y que pedía a gritos materializarse.  Así es como surgió mi primer libro auto editado “El hospital de Litera Tura”.

La verdad es que resulta chocante. Ahora que lo pienso, mi trayectoria profesional podría parecer una especie de”binomio fantástico”. Dos cosas aparentemente contrapuestas, el trabajo social y los cuentos infantiles, que han confluido para crear una historia común.

Con el tiempo me he dado cuenta que el ejercicio de mi profesión ha supuesto una gran influencia en la creación de mis cuentos. Ya no se trata solamente de una forma de expresión artística, sino de facilitar propuestas que promuevan aumentar el bienestar de la infancia.  Estos últimos 10 años de profesión me han permitido estar en contacto con niñas y niños que no viven una realidad grata y creo que eso deja una profunda huella. Opino que los cuentos que escribo y dibujo podrían ser el resultado de creer que es más fácil construir niños y niñas fuertes, que reparar personas adultas rotas.

 No solo los ilustras y los escribes también los cuentas ¿Cuál es tu experiencia contando un cuento tuyo?

Es una mezcla de emociones, un subidón de adrenalina antes de empezar a contar. El objetivo que me planteo es: vamos a disfrutar de este momento, yo la primera.  Si tú misma disfrutas de la experiencia, y pones pasión en los que haces y dices, eso se transmite.  Y es que es todo un privilegio el poder estar en contacto con niñas y niños, compartir mis historias con ellas y con ellos y recoger cómo las perciben, cómo las interpretan, observar si les ha emocionado, si están disfrutando, qué les hace gracia…. A la vez, es todo un reto para mí ya que lo mío son los pinceles, las acuarelas, el trabajo de creación de personajes, la elaboración de la historia en sí.

 ¿Imaginaste que iban a tener tan buena acogida?

No, no, para nada. Y mucho menos siendo libros auto editados. Cuando en 2013 llegaron de la imprenta todas aquellas cajas de libros a mi casa, entré en pánico. Pensaba que estaba totalmente chalada, ¿Dónde me había metido? ¿Cómo iba a dar salida a todos aquellos libros? Pero mira, la chaladura mereció la pena. 

También recuerdo cuando fui a la primera librería ofreciendo mi libro, con mucho miedo y mucha más vergüenza;  y resultó para mi sorpresa, que desde el principio fue bien acogido. No todo ha sido un camino fácil, porque he recibido negativas de librerías, (que me han dolido, la verdad) pero en la mayoría de las puertas a las que he llamado, me han recibido bien, teniendo en cuenta que cuando empecé, la auto edición era mucho menos conocida.

 

En mi caso, lo que sirvió para impulsar mis libros (a parte del trabajo de hormiguita)  ha sido, el boca a boca, y el potencial inestimable de poder ser visible en las redes sociales. No tengo el respaldo de una editorial; sin embargo, he tenido el privilegio de contar con el apoyo de gente, que anónima y desinteresadamente ha respaldado mis propuestas.

 Hablemos del valor educativo de los cuentos, los tuyos transmiten muchos valores, el amor a la lectura, la iguadad, el cuidado de los cuentos, la gestión de las emociones ¿Consideras tus cuentos coeducativos?

Los cuentos intervienen de forma directa en la socialización de niñas y niños, convirtiéndose en transmisores de valores, roles de género, etc  y son un espejo de la cultura en la que vivimos. Por eso creo que los cuentos tienen que ser feministas, que destilen igualdad.  Deseo y espero que mis cuentos también sigan esa orientación.

camiseta 8 M

¿Se siguen haciendo cuentos sexistas?

Pues seguramente que sí, porque  superar  una existencia entera de desigualdad entre géneros no es fácil. Hay mucho que cambiar aún. Afortunadamente, cada vez se cuida más el texto y el mensaje que transmite la ilustración.  

 Háblanos del diseño de las camisetas vivas, libres y rebeldes, a raíz del 8 de marzo.

En mi puesto de trabajo, la inmensa mayoría somos mujeres. A lo largo de estos últimos años hemos ido tomado conciencia de nosotras mismas como mujeres, como trabajadoras, como compañeras y como profesionales que visualizan la desigualdad en primera línea. Este año el 8 de marzo era una fecha histórica y así lo sentíamos, por lo que quisimos hacer algo especial.

En principio la idea que se barajaba era pintarnos con rotulador de tela una camiseta con un dibujo sencillo y un lema decidido por la mayoría. Ofrecí a mis compañeras el poder dibujar un diseño propio con más calidad para imprimirlo en una camiseta. Y así se hizo. Se nos ocurrió todo en fecha muy próxima al 8 de marzo, por lo que hubo que correr para poder llegar a tiempo.

Fue muy emocionante verlas a todas luciendo con orgullo una camiseta que nos daba una entidad especial como grupo, con un diseño original creado para nosotras y un lema consensuado que nos representaba.  

Pasado el 8 de marzo, me enteré que hubo gente fuera de mi entorno laboral que hubiera querido tener la camiseta y por otra parte, a mí me hubiera gustado que mi diseño fuera disfrutado por más gente que sintiera el mismo orgullo feminista que sentimos nosotras. Una amiga me habló de una plataforma de crowfounding en las redes sociales para hacer camisetas con tus propios diseños impresos. Y así lancé la propuesta, de tal forma que quien la quiso adquirir, pudo hacerlo. No descarto volver a ofrecer la campaña para el año que viene.

 ¿Podemos encontrar tus cuentos en la feria del libro y por último ¿Vamos a poder disfrutar dentro de poco de otro cuento?

Sí, en la Feria del Libro ha sido posible adquirirlos en una caseta determinada. Ojalá para el año próximo se pueda organizar un día para firmas ya que me encantaría  poder conocer y charlar con la gente  que se interesa por mis propuestas.

Con respecto al próximo cuento, espero tenerlo  listo para el año que viene. “El hospital de Litera Tura” salió en el 2013, “Simón corazón de camaleón” en 2016; por lo que en 2019 ya toca. Este libro se está “cocinando” a fuego lento, llenando de color la ilustración y cuidando el texto y el mensaje al máximo.  Me gustaría que el mimo que estoy poniendo en su elaboración sea directamente proporcional a su buena acogida. En este proyecto ofrezco una nueva metáfora, un nuevo binomio fantástico, una propuesta que no solo puede ser válida para la infancia, sino también para personas adultas…porque un libro infantil también puede sorprendernos y emocionarnos.

Muchas gracias Alicia.

 

Si alguien quiere ponerse en contacto con ella puede hacerlo en labrujaliteratura_arroba_gmail.com